Cómo enseñar a los niños a ahorrar agua

Consejos para que los niños aprendan a desperdiciar menos agua

 

El 22 de marzo se celebra el Día Mundial del Agua, una celebración promovida desde la ONU y que, desde1993 trata de concienciar a todos los países a realizar actividades relacionadas con la conservación y el desarrollo de los recursos hídricos.

El 71% de la superficie de la tierra está cubierta por agua, pero sólo un 2% es agua potable, por ello es tan importante trabajar en la conservación y el cuidado del agua, un bien básico para la superviviencia del ser humano. Está claro que los organismos internacionales pueden tomar medidas y realizar acciones a nivel global, sin embargo, cada uno de nosotros en nuestras casas podemos hacer pequeñas acciones que contribuyen al ahorro del agua y, por lo tanto, a su conservación.

 

Trucos para ahorrar agua en casa con los niños

Los padres podemos educar  con el ejemplo a nuestros hijos, y  enseñarles pequeños trucos e ideas para no malgastar el agua. Es básico que, para educar en el cuidado del medio ambiente a nuestros hijos, seamos nosotros los primeros en aplicar esas pequeñas acciones. Son fáciles de realizar. Podéis realizarlas en casa sin ningún esfuerzo y explicarles a los niños por qué lo hacéis. De hecho, los niños peden ayudaros en algunas de ellas:

– Llena el lavavajillas o la lavadora antes de iniciar el programa. Sólo con esta acción se ahorran casi 4000 litros de agua al mes.

– Si tienes aire acondicionado, no realizes el desagüe a la calle. Recoges el agua que expulsa el aparato, los niños podrán ayudarte a regar las plantas con ella.

– La acción de bañarse consume el doble de agua que una ducha y si ésta se realiza de manera ágil, puedes ahorrar más de 4000 litros de agua al mes.

– Sin embargo, si tienes varios hijos, una buena medida puede ser bañarlos juntos.

– Cerrar la salida del agua en la ducha mientras te enjabonas, ayudará a ahorrar agua. De hecho, el aseo personal es una de las acciones que más agua malgasta.

– Cuando enciendas el agua de la ducha, no la desperdicies hasta que llega el agua caliente. Recógela y utilízala para regar.

– No hace falta lavar el vaso de los niños cada vez que beben agua, un mismo vaso puede servir para todo el día.

– Si tienes una avería en una cañería y ésta gotea, o tu grifo no para de gotear, arregla la fuga con urgencia para evitar la pérdida de agua.

– Enseñar a los niños a cuidar su higiene es básico, pero además, es importante explicarles que han de cerrar el grifo mientras se lavan los dientes o mientras se enjabonan las manos.

– Si tienes una cisterna con doble sistema de descarga de agua, enseña a los niños a utilizar el pulsador más pequeño o el más grande según el momento.

– Explica a tus hijos que el inodoro no es un cubo de la basura.

 

 

por Alba Caraballo.

Editora de GuiaInfantil.com

 

VÍA https://bit.ly/2vd8ddM

Leave a Reply

Open chat
Hola, ¿cómo podemos ayudarte?